Saltar al contenido

Hormigas de fuego o Solenopsis

Cuando hablamos de hormigas de fuego, en general no hacemos referencia a una única especie, sino a toda una variedad perteneciente al género Solenopsis, es decir, un tipo que es capaz de picar y entre las que podemos encontrar especies como la hormiga jengibre y la hormiga de fuego tropical.

En ocasiones también se las suele llamar simplemente como hormigas rojas debido a su color marrón claro, pero no son las únicas que han sido bautizadas con este nombre, existen otros géneros que han sido catalogadas como hormigas rojas por el mismo tema.

Características de la hormiga de fuego

Para poder diferenciarlas de otras especies es necesario prestar atención a las características físicas de las hormigas, que, como muchos insectos pueden dividirse en tres secciones, estas son, la cabeza, el tórax y el abdomen, teniendo que destacar la presencia de tres pares de patas y antenas.

Con eso en mente, es importante destacar que la hormiga de fuego, un tipo invasor de USA, se puede distinguir de otras especies gracias al color marrón cobrizo que está presente tanto en la cabeza como en el cuerpo, sin embargo, su abdomen suele ser más oscuro, con un tamaño que oscila entre los 2 y los 6mm.

Si bien, como hemos mencionado, cuando hablamos de hormiga de fuego hablamos de varias especies pertenecientes a un género concreto, es importante mencionar que todas las de este género muerden, es decir, pican, pero hay algunas especies que lo hacen más doloroso que otras, por ejemplo, la hormiga formicina es capaz de irritar con su picadura debido a que rocía con ácido fórmico (de allí su nombre).