Saltar al contenido

Hormiga argentina o Linepithema humile

Se trata de una especie originaria del norte argentino (de allí su nombre), sin embargo, también es autóctona de otras regiones como Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Se trata de un tipo de hormiga invasora que se fue estableciendo en áreas de clima mediterráneo, llegando incluyo a Sudáfrica, Nueva Zelanda, Japón, Europa y Estados Unidos, por mencionar solo algunos lugares.

Características de la hormiga argentina

Estas hormigas tienen un tamaño realmente pequeño, alcanzan dimensiones de entre 1.6 y 2.8mm, por lo cual son capaces de pasar a través de grietas extremadamente pequeñas, lo que le ha permitido expandirse rápidamente a distintas zonas del mundo. Por su parte, la hormiga reina de esta especie alcanza un tamaño de entre 4.6 y 6.4mm, siendo de las más pequeñas en relación al resto de especies del mundo.

Uno de los problemas con éstas especie es que la hormiga argentina es incapaz de cavar profundamente, por lo que, en general, suelen colocar sus nidos y cuarteles muy cerca de la superficie, no solo en el suelo, sino que también pueden llegar a ubicarse entre tablas, maderas, o dentro de grietas en paredes, techos, etc. No solo eso, sino que podrían llegar a hacer uso de objetos personales para comenzar a producir sus nidos.

Pero atención, no siempre es necesario para la hormiga argentina hacer un nido en la superficie, ya que suelen explorar las zonas en busca de otras colonias abandonadas, las cuales no tienen ningún inconveniente para ponerse manos a la obra para apoderarse de ella.

¿Cómo vive la especie de hormiga argentina?

El éxito de su gran expansión se debe, en gran medida, a que los distintos nidos de esta especie rara vez se atacan entre sí o compiten por alimentos o lo que fuera, algo muy distinto a lo que ocurre con otros tipos de este insecto.

De hecho, su composición genética es tan uniforme que una hormiga de un nido podría mezclarse en uno vecino sin recibir ningún tipo de agresión por parte de sus vecinas, esto ayuda a que en ocasiones puedan formarse verdaderas supercolonias.

Tanto es así que esta especie tiene una gran organización social, superior a la de muchas otras variedades, llegando a mezclarse libremente entre diferentes nidos ubicados en distintas zonas físicamente separadas, a esto se lo ha llamado unicolonialidad.