Saltar al contenido

Aleja las hormigas del jardín utilizando sal casera

Cuando tenemos un problema de hormigas, pero no deseamos matarlas, ni mucho menos usar productos químicos para exterminarlas, lo que podemos hacer sencillamente es ahuyentarlas y evitar que quieran volver a acercarse a nuestras plantas o cultivos.

Para alejarlas del jardín lo único que tenemos que hacer es seleccionar qué áreas deseamos proteger, tenemos que sentarnos a elaborar un plan estratégico y finalmente echar sal de mesa, formando caminos por los que no queremos que las hormigas atraviesen, a modo de barrera.

Si no queremos emplear sal de mesa también podemos hacerlo utilizando bicarbonato. El verdadero problema con ésta técnica es que el viento será un gran enemigo de nuestras barreras, por eso es que tendremos que pensar minuciosamente la forma en que elaboraremos estas barreras de sal.